jueves, 28 de marzo de 2013

El Gobierno suspendió los servicios de manga a LAN

La empresa Intercargo, cuya intervención responde de manera directa al viceministro de Economía, Axel Kicillof, suspendió ayer todos los servicios de mangas a la aerolínea LAN Argentina, tanto en sus vuelos de Aeroparque como los que salen desde Ezeiza.
La medida fue adoptada en medio de un conflicto judicial entre LAN e Intercargo, la cual le reclama reabrir el contrato vigente hasta marzo de 2014, con un incremento de 55% de la tarifa, que actualmente es de 2,7 millones de dólares al mes. Clarín intentó comunicarse con ambas compañías, sin resultado.

Fuentes del mercado aseguraron que para Semana Santa los vuelos de LAN serán abordados por unos 6.000 pasajeros por día en Aeroparque y otros 5.000 pasajeros en Ezeiza. A esas 11.000 personas no sólo les espera un embarque más incómodo (pasar de la manga al colectivo), sino que además el conflicto entre las dos compañías es una fuente potencial de demoras y cancelaciones.

Intercargo es una sociedad del Estado que tiene el monopolio del servicio de rampas: por ley, las aerolìneas que operan en la Argentina están obligadas a contratar sus servicios, que son entre 50% y 200% más caros que en otros aeropuertos de la región. Sólo hay dos empresas que no contratan a Intercargo: Aerolíneas Argentinas-Austral y American Airlines.

Un 80% de la facturación de Intercargo proviene de un único cliente: la aerolínea LAN y sus tres filiales, Lan Airlines (Chile), Lan Perú y Lan Argentina. Intrercargo quedó en la mira de La Cámpora desde el año pasado, cuando pasó a depender políticamente de Kicillof, quien además de su cargo en el ministerio de Economía sigue siendo subgerente general de Aerolíneas Argentinas. De modo que por un lado es ejecutivo de Aerolíneas y, por el otro, es el que maneja el servicio de rampas de su principal competidora.

La decisión de ayer fue adoptada por María Cecilia García, quien reemplazó como interventora de Intercargo a Juan de Dios Cincunegui, un abogado allegado a Kicillof que debió renunciar cuando se vio implicado en una estafa a ahorristas que había sido denunciada por la presidente Cristina Kirchner.

El reclamo de Intercargo es un incremento de 18 millones de dólares por año (adicionales a los US$ 32,4 millones que Lan le abona por el contrato vigente). LAN ingresó al cabotaje argentino en 2005 por un decreto de Néstor Kirchner. Pero, tras la estatización de Aerolíneas en 2008, el Gobierno le bajó el pulgar.
info: aerolatin news
imàgen: Marcelo Garay, A-320 LAN AR, descendiendo pasaejros fuera de manga en Aeropuerto Còrdoba

No hay comentarios:

Publicar un comentario